Esta obra se realizó en el año 1996 para Las Religiosas Siervas de Jesús y se ubica en el sector La Pradera, al sur de la ciudad de Loja, en la parte alta de la casa de habitación de las religiosas mencionadas.
Tiene una altura de 1,80m, está elaborada en cemento fundido con acabado en tono blanco.

Este monumento fue realizado conjuntamente con el artista lojano Gerardo León.