Esta obra se realizó en el año 1999, para el Municipio de Loja.
Hace referencia a la representación del escudo de la ciudad de Loja, en el que se aprecia la salida de los colonizadores del Sur Oriente ecuatoriano. Consta de figuras ecuestres y pedestres que representan a españoles y nativos del tiempo de la colonia. Que conjuntamente emprendieron la misión de colonizar las tierras ya mencionadas.
Es una obra de corte realista, tiene una altura de 6 metros, se elaboró en ocho meses con cemento fundido y acabado en tonos bronces.
Se ubica como parte de la puerta de entrada de la ciudad de Loja.