Se realizo para el Municipio de Saraguro en la provincia de Loja en el año 2000.
Se muestra una mazorca de maíz de 5 metros de altura  como elemento demostrativo de la principal fuente de producción agrícola del sector.
La etnia de los Saraguros  es una de las pocas que se ha mantenido sin alterar sus costumbres ancestrales.
La obra se construyó  con ferro cemento (mortero de cemento sobre estructura de hierro interna) y acabado en policromía.